De una gran originalidad, carismáticas y místicas, estas danzas están concebidas para equilibrar las diferentes fuentes de energía que hay dentro de nosotros, creando armonía entre el cuerpo, la mente y las emociones. Los resultados son un estado de centramiento interno único, un nuevo sentido del ritmo interior, un estado de alerta relajado, un silencio y una gracia naturales… que conducen a un nivel de consciencia y presencia más elevado.

 

Vea este breve video sobre el método y el Trabajo. Los subtítulos están disponibles en EN / PORT / ES / HEB - Haga clic en "CC" (botón de subtítulos) para verlos y a continuación “settings" para seleccionar el idioma.

 

Muestras de las Danzas Sagradas y Sabiduría
(pasajes de la película "Encuentros con Hombres Notables")

 

EL CUARTO CAMINO – EL TRABAJO

El término fue acuñado por George Gurdjieff para describir su camino y diferenciarlo de los caminos tradicionales.

El primer camino …del Fakir, que requiere un esfuerzo del cuerpo… (Hatha Yoga)
El  segundo  camino…del Monje, que requiere devoción y concentración de sentimiento (Bhakti - veneración) 
El tercer camino… del Yogui, que requiere principalmente atención mental… (Gyana - conocimiento)

En el cuarto Camino, se realiza un esfuerzo en los tres: cuerpo, sentimiento, y mente. Es un desarrollo armónico. Además, a diferencia de los caminos tradicionales, el cuarto no requiere separarse de las condiciones de la vida cotidiana. De hecho, estas condiciones son ideales, especialmente en tiempos de confusión, para el proceso de 'despertar' que es esencial para la eficacia de este camino.

Según Gurdjieff, la mayoría de nosotros  caminamos dormidos por la vida, reaccionando de forma automática a lo que ocurre alrededor de nosotros, en formas habituales y condicionadas.

Despertar implica "recordarnos a nosotros mismos." Al recordarnos de nosotros mismos y volvernos más conscientes de nuestro "automatismo", aprendemos a liberarnos de la prisión de nuestro condicionamiento, a vivir una vida auténtica. Al mismo tiempo, para escapar de la prisión , es imprescindible trabajar con otros que tengan ideas similares a las suyas…que es por lo que trabajamos juntos, en grupo. 

El concepto de Gurdjieff sobre el cuarto camino y las técnicas de transformación que desarrolló, fueron fuertemente influenciadas por su aprendizaje en los antiguos monasterios sufís de Asia. El Trabajo… (como es llamado) ofrece una oportunidad para la exploración, crecimiento y sanación personal profundos, utilizando los métodos sugeridos por Gurdjieff y otros Maestros del Cuarto Camino.


¿EN QUÉ CONSISTE ENTONCES EL TRABAJO?

“Es más que todas las palabras,
menos que todos los sueños.
Es un terror a contemplar,
una alegría a experimentar.
Es los hilos conductores
de un gran y secreto círculo
que cierra la brecha
’entre todo y nada’.”

El Trabajo no es místico
No dirige tu atención a lo que es imposible de ser comprendido.

El Trabajo no es un culto
No celebramos ceremonias y rituales a efectos de sorprendernos a nosotros mismos, o impresionar a los demás. 

El Trabajo no es religioso
No rendimos culto a ningún enigma.

El Trabajo no es una secta
No veneramos a ciegas o mecánicamente a ningún ser humano.

El Trabajo no es un club
No es un grupo de gente normal que se mantienen unidos por debilidades y dolencias similares.

El Trabajo no es una moda actual
Sus caminos secretos han sido recorridos por algunos desde los albores del intelecto.

El Trabajo no es un pasatiempo popular
Pocos sienten su necesidad e incluso menos personas pueden pagar el precio.

El Trabajo no es una necesidad
La Vida todavía necesita que el ser humano se dé cuenta de su pleno potencial.


ACERCA DE LAS DANZAS

Para aquellas personas que entran en este espacio por primera vez, algunos datos básicos…

George Gurdjieff era armenio. Un maestro espiritual y místico, que vivió en la Tierra desde 1872 hasta 1949. A la edad de 20 años se propuso buscar la respuesta a la pregunta básica: ¿Por qué estoy aquí, en la Tierra? Su búsqueda le llevó a antiguos monasterios y templos del saber, desde Egipto, pasando por Asia Central, hasta Tíbet e India. Descubrió hermandades sufís secretas, que guardaban el conocimiento de la verdad que él buscaba. 25 años más tarde apareció en Rusia y empezó a compartir las ricas enseñanzas extraídas de sus viajes. Durante la Revolución Rusa escapó con un reducido grupo de alumnos a Francia, donde creó el instituto para el desarrollo armónico del hombre.

Entre las enseñanzas que fueron transmitidas en este instituto, se encontraban las danzas sagradas, los movimientos y la gimnasia. Basados en la Ciencia de los Movimientos, éstos son vehículos para la transformación interior. Una fuente viva de enseñanza.
Uno tiene que experimentarlas en su propio cuerpo para comprender su impacto en el cuerpo-mente-emociones. Requieren una clase de atención extraordinaria, dividida simultáneamente entre diferentes actividades  del cuerpo y la mente.

La forma externa de cada Movimiento está 'matemáticamente ' predeterminada de principio a fin. Cada postura, cada gesto, cada ritmo tiene su propio lugar, duración e importancia. Hay una mínima dependencia en hábitos, funcionamiento reflejo y simetría..Los brazos, las piernas y la cabeza de quien danza deben ajustarse a unos ritmos contradictorios e independientes entre sí. Pueden añadirse ejercicios internos de sensación y de llevar una cuenta en canon, así como oración silenciosa o hablada.

Uno puede hacer todo esto solamente si está totalmente centrado y presente. Las emociones surgen con fuerza y son reconocidas y gestionadas en el momento presente. El proceso está concebido para atravesar las máscaras y numerosas capas de la personalidad para llegar a la esencia, profundamente oculta dentro de cada uno de nosotros. 

Cada danza tiene su propia música, creada por Gurdjieff y un compositor ruso, Thomas de Hartmann. Los extraños y bellos ritmos y melodías evocan sentimientos y sensaciones que enriquecen en proceso…


EL ENEAGRAMA

Gurdjieff creó numerosos movimientos y danzas en torno al Eneagrama. Esta estrella de nueve puntas es un antiguo símbolo sufí que fue redescubierto por Gurdjieff durante su búsqueda del Monasterio de Sarmoung (en algún lugar de Asia) Este símbolo representa la unión de dos grandes leyes cósmicas universales y es fundamental en las enseñanzas de Gurdjieff.

 The Enneagram

La Ley del Tres… afirma que cada acción es el resultado de tres fuerzas… Activa, Pasiva y Neutralizante. Las fuerzas activa y pasiva pueden oponerse inútilmente y nada nuevo puede surgir de ello pero cuando la tercera fuerza está presente, tiene lugar un acto de creación.

La Ley del Siete … afirma que cuando una acción evoluciona, lo hace de una forma no lineal. 
Esta ley explica por qué, cuando algo empieza, no continúa indefinidamente. Por qué un aguacero amaina, y por qué el rencor finalmente pierde su veneno… y por qué no existen líneas rectas en la naturaleza.

Esta ley se ve claramente en la escala musical en Occidente, que está compuesta por tonos desiguales.
DO, RE, MI son equidistantes, pero entre MI y FA hay un semitono en lugar de un tono completo. Conforme avanzamos por la escala, SOL, LA, SI, son equidistantes y entre SI y DO hay un semitono. Estos semitonos se convierten en tapones, donde un movimiento de energía se ralentiza y necesitamos energía adicional o CHOQUE para que el proceso supere el bloqueo y pueda continuar hasta su finalización.

Según Gurdjieff, estas dos leyes están presentes en todos los procesos, desde la creación del universo hasta cocinar una comida, construir una casa, escribir un libro… Es un símbolo de unidad en movimiento.


AKASH ESCRIBE ACERCA DEL TRABAJO

"No somos bailarines. Todos buscamos nuestra verdad a través de las danzas y los movimientos." Akash escribe sobre Gurdjieff, sobre ella misma y sobre su trayectoria  personal con este excepcional trabajo y estas singulares danzas - continúe leyendo...

  ©  www.gilichen.com
copyrights www.gilichen.com-167.jpg

© Photo credits: Gili Chen & LiveLoveRaw


VIAJE A LUGARES INACCESIBLES :: RETIRO DE DANZAS SAGRADAS DE GURDJIEFF
INDIA :: Portugal (EN/PorT/SP) :: ISRAEL